12 may 2021

Triste por Rocío

12 mayo 2021

Triste por Rocío

Rocío acaba de fallecer.

Claudia se hunde en la pena: Rocío era una gran amiga. Se hunde en la pena y en la preocupación. Pues se conocen desde la primaria, y eso significa que tienen la misma edad.

—La gente de mi edad nos empieza a dejar —se asusta Claudia—. ¿Tan pronto?

Hay algo que Claudia no está considerando. Rocío tenía leucemia. Durante años controló la enfermedad, pero en las últimas semanas empezó a dejarse vencer.

—Tú no estás enferma, ma. ¿Por qué te estresas? —le dice Joaquín, su hijo de 17 años. Para él, todo es una cuestión de estrés.

Claudia no cambia su expresión.

—¿O acaso estás enferma?

—No, hijo, no. Bueno, mi artrosis en la mano derecha.

Claudia se acuerda de su artrosis. De pronto, la mano le duele más.

Le duele todo. También el pago de los estudios de Joaquín. También la situación de su mamá anciana. También el crédito hipotecario que ya pidió. También la venta de productos de belleza por catálogo impreso, en un mundo digital.

Joaquín conoce a su mamá. Sabe que ya no está pensando en la muerte. Está pensando en la plata y en la salud.

—Perdóname, ma. A veces no sé hablar. Lo que quería decirte es esto: tú estás bien. Además, siempre has hecho las cosas bien. Te has matado construyendo un futuro para ti, para mí, para la abuela. Ella no pudo hacerlo, por las condiciones en las que trabajaba, pero ahora tú la ayudas. Mira, lo has hecho tan bien, que ni siquiera vas a necesitar que yo te ayude cuando sea un adulto y trabaje. ¡Te lo juro! Vas a tener tu pensión, tu seguro… Pero obviamente, cuando lo necesites, yo estaré ahí. Somos una familia.

—¿Te acuerdas de la frase de la abuela Pilar? —es lo único que atina a decir Claudia. Se ha emocionado.

—¿Cuál?

—“Las cosas siempre se arreglan y la plata nunca es un problema”.

—Ah, sí. La dice todo el tiempo. ¿Ya ves? Si ella piensa así, ¿por qué tú no?

Emocionada, aunque igual de preocupada. Claudia reflexiona: Joaquín es optimista porque aún no ha vivido. Pero a los 84 años, su mamá es igual de optimista. ¿Qué me pasa?, se pregunta Claudia mientras se convence de que solo está triste por Rocío. Esa noche dormirá apenada, pero tranquila.

La más leída

Su mano derecha

Su mano derecha

Claudia ha sacado cita con el reumatólogo. Ya era tiempo. Ese dolor en la mano derecha no le permite ni agarrar el mouse. donde sea, un viajecito para conocer. Pero la plata no le alcanza.

¿Todavía con dudas sobre los aportes? Quizás te faltan datos. Búscalos aquí.

Víctor dejará de molestarse cuando esté informado.