18 mar 2021

El crédito hipotecario

18 marzo 2021

El crédito hipotecario

Claudia está cansada de pagar alquiler.

Mes a mes, siente que la plata se pierde. Nunca se animó, siempre dudó. Pero ahora sí, está decidida: pedirá un crédito hipotecario.

—Pagar por un departamento que será mío es otra cosa —le explica a su mamá—. Aunque tendría que ser un préstamo a 20 años.

—¿No es mucho tiempo para comprometerte con un pago mensual, hija?

—Sí, es mucho tiempo. Pero no hay otra manera de hacerlo.

Y tendría que ser considerando cuotas dobles en julio y en diciembre. Ay. Esa parte ya no se la cuenta a su mamá.

Claudia se preocupa. Se pone a hacer números, a pesar del dolor en la mano derecha. Recientemente inició un plan de gastos y confía en que no solo la ayudará a controlar sus consumos inmediatos, sino que además será una base para tomar buenas decisiones financieras. Claudia ya está pensando en grande. Por primera vez. Se sorprende, pero le gusta.

Igual, sigue preocupada por esas cuotas dobles. ¿Cómo hará dentro de 12 años, cuando se jubile y ya no reciba dos gratificaciones al año? ¿O… acaso es posible que siga recibiéndolas…? Prefiere hacer la consulta en la página ONP Fácil y allí encuentra la respuesta.

—¡Una buena noticia! Cuando me jubile, seguiré cobrando doble en julio y en diciembre.

—Entonces te doy una idea —la anima su mamá—. ¿Qué tal si pides el préstamo con cuotas dobles en esos dos meses?

Claudia sonríe.

—Yo tengo un futuro. Yo lo he construido —le dice una voz interior.

Pero todavía no se decide. Está pensando en su mamá. En sus gastos médicos por la artrosis. Y en los estudios superiores de Joaquín, que ahorita llegan.

—No te preocupes, ma —la anima él esa noche—. Tú duerme tranquila. En algún momento de esos 20 años, me tocará a mí pagar el crédito, ¿no crees? Ya habré terminado de estudiar y estaré trabajando. Y tú ya no trabajarás o estarás a punto de dejar de hacerlo.

Y yo ya no trabajaré. Qué extraño será eso: vivir sin trabajar. Pero así es será la vida. Yo tengo un futuro y yo lo he construido, se queda pensando Claudia.

La más leída

Su mano derecha

Su mano derecha

Claudia ha sacado cita con el reumatólogo. Ya era tiempo. Ese dolor en la mano derecha no le permite ni agarrar el mouse. donde sea, un viajecito para conocer. Pero la plata no le alcanza.

¿Todavía con dudas sobre los aportes? Quizás te faltan datos. Búscalos aquí.

Víctor dejará de molestarse cuando esté informado.